"Estos son mis contratos, y si no les gustan... tengo otros", podría haber dicho Groucho Marx (un cómico estadounidense de principios del siglo XX).

Siguiendo esta máxima, la administración mexicana va publicando portales de contrataciones abiertas en distintas webs con datos que no coinciden y dificultan la rendición de cuentas.

Quiero que me notifiquen cuando se lance: